lunes, 10 de noviembre de 2014

Young

Nunca seremos tan jóvenes como lo somos ahora mismo.
Últimamente me he estado fijando especialmente en como la gente joven parece dejar que su vida pase.  Tratan el tiempo como si no valiese nada y lo dejan pasar esperando y deseando que llegue un tiempo futuro que,una vez llegado, malgastamos. Y no quiero ser así, porque la juventud está para vivir  aventuras, para cometer errores y para probar cosas nuevas cada día.  Hay que disfrutar cada momento porque todo pasa rápido y luego siempre nos arrepentimos.
Y yo no quiero pasarme la vida pensando en lo que pudo ser.
Así que, aunque de miedo,  salgamos a vivir.