martes, 25 de febrero de 2014

Instantes

Hay veces en las que cualquier tontería nos recuerda a un gran momento vivido. Entonces, sonreímos como tontos al recordar ese instante. Y lo mejor de todo es que nadie más lo entiende.