jueves, 15 de enero de 2015

Broken

Y llega un momento en el que te sientes rota. Sientes que la gente que creías de confianza, la gente a la que tanto tiempo te había costado mostrarles tu interior al cien por cien, te han defraudado.
Y por un momento piensas que todo el mundo hará lo mismo, que no merece la pena volver a dejarse conocer porque acabarás rota otra vez. Y tu sabes lo mucho que cuesta volver a juntar tus pedazos.
Eres como un jarrón de cristal: Una vez roto, cuesta mucho volver a pegar los fragmentos y, al hacerlo, te cortas.

Quizás lo mejor sería estar sola. Deberías recomponer con esfuerzo tus pedazos para luego no dejar que nadie más vuelva a romperte.

Y te preguntas cómo es posible que las personas puedan hacer tanto daño sin tocarte. Cómo pueden las palabras herir más que los cuchillos. Cómo puede la traición doler más que un navajazo.
Cómo has podido estar tan sola rodeada de gente y no darte cuenta.

De repente estás rota una vez más.

Y caminas rota por la vida, tus fragmentos caminan detrás de ti.
Pero recuerda una cosa:

" Todos estamos rotos. Así es como entra la luz "

Ernest Hemingway