jueves, 8 de mayo de 2014

Mientras ellos piensan que duermo





Y tendrías que verme en mi casa, cuando me voy a dormir pronto, sin ni siquiera tener sueño, solo para tener un ratito para soñar despierta con todo lo que me encantaría vivir a tu lado.
Tendrías que verme tumbada en la cama, mirando al techo y sonriendo como una tonta al imaginar tu sonrisa.
Tendrías que sentir la felicidad que siento entonces, cuando me evado del mundo, cuando me fugo a un lugar en el que nada me importa porque tú estás a mi lado.
Y sé que los sueños son solo eso, pero nunca perderé la esperanza de volverlos realidad. Porque estoy segura de dos cosas: La primera: De que te quiero, y la segunda : De que eso no va a cambiar nunca.