sábado, 24 de mayo de 2014

Me importas

Y si me enfadé tanto fue porque me importabas. Porque no sabes lo mal que lo he pasado por ti, lo mucho que he aguantado mientras tu te pensabas que sólo era una compañera de clase más.
Yo me daba cuenta de cómo te aprovechabas de mi, pero te dejaba. Y por eso hoy te he gritado, por eso me he puesto así: Porque me importas. Y los mayores enfados los producen las personas que más nos importan, porque a veces también son las que mas daño nos hacen.