martes, 6 de mayo de 2014

" Amigos " y amigos

Con el tiempo he aprendido que es imposible engañarse a uno mismo. Que a veces algo no funciona y, por mucho que nos esforcemos en ver lo contrario, la realidad es la realidad.
He aprendido que los amigos de verdad se cuentan con los dedos de una sola mano y que muchas veces sobran dedos. Aun así quiero creer que las personas que verdaderamente merecen la pena, las que quieren formar parte de tu vida, se quedarán a tu lado para siempre, no importa que estén contigo en cuerpo y alma, o solo en alma, en espíritu. La cuestión es que siempre estarán contigo, dándote la fuerza que a veces te falte.
Y por eso hoy no me duele haberme dado cuenta de que esta amistad no lleva a ninguna parte, de que si me duele tanto todo lo que haces y dices, es que algo va mal. Algo no funciona. Y no puedo decir que sea culpa tuya o mía, simplemente no funciona. Hoy me he puesto a pensar en todos los momentos en los que lo pasé mal, y me he dado cuenta de que tu no estabas en ninguno de ellos para ayudarme y consolarme. Lo siento si esto te duele, espero que entiendas que a mi también me ha dolido darme cuenta. Hoy me he dado cuenta de que no debo estar triste por pensar y ver que algo iba mal. Hoy, y todos los días, debería estar feliz porque realmente hay personas que estuvieron a mi lado, en silencio, callando cuando yo las dejaba de lado para irme contigo. Amigos de verdad que nunca estaban ocupados cuando los necesitaba, que aguantaron mis momentos tontos y siempre me hicieron sonreír.
Y verdaderamente creo y espero, que esos estarán a mi lado siempre, y ellos pueden esperar lo mismo de mi.