sábado, 12 de abril de 2014

Suposiciones

Supongo que la culpa fue mía por pensar que eras diferente. Supongo que vi en ti algo que me gustaba, algo distinto que en realidad no existía. Supongo que estaba tan enamorada que no supe ver más allá. Supongo que perdoné lo imperdonable y aguanté demasiado.Ya me advirtieron de como eras, pero me negué a creerlo. Siempre te defendí a tus espaldas, siempre te admiré. Y ahora me he dado cuenta. Pensaba que vendrías, que te esforzarías por hablar y estar conmigo. Y ahora me has demostrado que sólo te importan ellos, esos amigos tuyos que tanto han hecho por ti. Supongo que pensarás que han hecho por ti más que yo. Disfruta de ellos, disfruta de esa vida de fiesta y resacas que te han inducido a llevar. Disfruta de todo lo que has elegido. Y aquí me quedaré yo, que suponía que no eras como ellos. Me quedaré entre mis libros y mis canciones, acallando a esa pequeña parte de mi cabeza que está convencida de que cambiarás, de que vendrás a por mi, de que serás diferente.
Supongo que el problema fue que supuse demasiado.