martes, 1 de abril de 2014

Supongo que esto es una despedida

Hubo muchos días en los que me dormí llorando. Me habías hecho daño...Una vez más. Y ahí estaba yo otra vez, buscando razones que me convenciesen para seguir intentándolo, para seguir queriéndote. La diferencia es que esta vez no fueron suficiente. Te quería, pero me hacías daño. Y esta vez las razones no fueron suficiente, porque mi corazón me decía que lo mejor era olvidarte. Porque mis sentimientos no cambiaban con el tiempo, pero los tuyos tampoco. Y me di cuenta de que nunca podría ser el motivo de tu sonrisa. De que no podía seguir así. Yo no quería, pero me obligaste a olvidarte.
Y supongo que esto es una despedida, y supongo que no.te imporará. No notarás que dejaré de mirarte. Y no notarás lo mucho que me duele. Pero algún día seré yo la que note que he vuelto a sonreír,pero tu no serás el motivo. Supongo que tampoco te importará eso. Supongo que ese era el problema.