jueves, 14 de agosto de 2014

Verano a tu lado

Tirarte a la piscina cuando estés sentado en el borde, tan despistado como siempre.
Hablar contigo de una vez por todas.
Conocernos.
Hartarnos de mirarnos el uno al otro.
Reír juntos, cabrearnos, hacernos aguadillas, incluso llorar, mientras sea juntos.
Quiero vivir cada atardecer contigo.
Quiero despertarme con una sonrisa, sabiendo que ese día volveré a verte, que ese día crearemos nuevos momentos inolvidables juntos.
Quiero levantarme cada mañana sabiendo que el día me trae una nueva oportunidad de que coincidamos, de que pase algo, de que vuelva a cruzarme con esa mirada que tanto me gusta.
Quiero vivir cada día una aventura a tu lado.
Quiero que esto acabe y poder decir que ya no somos extraños.
Porque para eso está el verano, ¿ no ? Para aprovechar cada día junto a ti, porque llevo todo el año deseando que llegase ésto, esta época en la que puedo verte a diario.
Porque el invierno ha sido muy largo, y la espera se ha echo eterna. Así que no te asustes si aquella chica con la que nunca has hablado y a la que sólo vacilas y miras de reojo se acerca a ti de repente. 

Porque quiero hacer locuras, vivir cada instante, aprovechar cada segundo. Porque el verano consiste en emocionarse, reír, disfrutar, llorar, enfadarse, gritar, bailar, sonreír y cantar.
Y sólo tu eres capaz de hacerme hacer todo eso en sólo un día.