martes, 19 de agosto de 2014

Just in case

Y juro que echaré de menos cada sonrisa.
Porque sólo la tuya conseguía que nada más importara.
Y se que un día, un día seré capaz de seguir adelante sola, sin ti.
Pero hasta entonces, sigo guardando la llave de mi casa bajo aquella piedra del jardín.
Sólo por si algún día comienzas a echar de menos lo que teníamos, sólo por si algún día decides que no quieres esa vida.
Solo por si acaso, déjame recordarte que sigo durmiendo con el móvil encendido en la mesilla, soñando con volver a oír tu voz.
E intentaré cada noche convencerme a mi misma de que soy lo suficientemente fuerte como para olvidarte, pero al mismo tiempo seguiré sintiendo miedo si no duermo abrazada a tu jersey. Miedo de olvidar tu olor, miedo de que desaparezcas, de que te conviertas en un recuerdo más.

Solo por si acaso, déjame recordarte que te echo de menos.
Sólo por si acaso, tendré que recordarme que me querías.