domingo, 5 de enero de 2014

Enana

Hoy me ha dado por pensar en lo diferente que habría sido mi vida si tu no estuvieses en ella. Si no estuvieses, nunca hubiese hecho mil y un cosas que quería hacer con toda mi alma pero que no me atrevía. Sin ti no sonreiría todo el tiempo. Sin ti me sentiría sola. Sin ti lloraría y muchas veces nadie lo sabría ni me consolaría. Gracias por hacer de mi vida un camino mucho mejor. Gracias por estar ahí para que, aunque el camino sea difícil, logre pelear hasta llegar el final. Gracias por aguantarme, apoyarme, reñirme, llorar conmigo ,darme esos besos y abrazos, gracias por quererme de esa manera que solo tú sabes.Gracias hermana. Gracias porque estas llena de vida, y haces que todo a tu alrededor sea vida pura. Solo tu presencia hace que cualquier sitio me parezca más amable. No te puedes imaginar lo mucho que me ayudaba, en los momentos difíciles, ver tu cara diciéndome que podía con todo. Nunca tendré palabras ni tiempo para agradecerte que me hicieses ser como soy . Todo lo bueno que tengo, te lo debo a ti. Algunos dirán que miento, que no eres así. No les hagas caso. El que no sepa ver lo maravillosa que eres es un idiota. Porque yo puedo afirmar que tengo a la mejor niña a mi lado, la que te dará toda su alma y creerá en ti hasta el final. No creo en la suerte y no sé a qué se debe, pero sea por lo que sea me alegro de que, de todas las personas del mundo, me haya tocado a mi poder formar parte de tu vida, me alegro de poder ser tu enana.